Volver a

Las vacaciones son sinónimo de descanso, buenos ratos y muchos amigos. Es una época en la que nos relacionamos con nuevas personas, por eso es tan común que aparezcan los famosos amores de verano.

Los amores de verano se caracterizan por ser esas relaciones que van súper bien durante los días de descanso pero que, en muchas ocasiones, se terminan una vez se acaban las vacaciones. Nosotras te queremos compartir las ventajas y desventajas de este tipo de amor y algunos tips para llevar mejor este tipo de relación.

¿Qué es el amor de verano?

Los amores de verano en su mayoría son por casualidad y se crean fácilmente,  porque en nuestro tiempo libre de vacaciones podemos hacer diversas actividades que aumentan nuestras relaciones sociales y tenemos más posibilidades de conocer nuevas personas.

Es muy genial cambiar la rutina y hacer cosas que normalmente no podemos, donde experimentamos más espacio para la diversión y porqué no ¿probar algo nuevo como un amor pasajero?

Si decidís vivir esta experiencia y conocés a una persona que te guste, debés concientizarte desde el principio que no es un noviazgo sino un amor de vacaciones. Disfrutá pasar el tiempo con esa persona, conocela y viví cada emoción intensamente.

Recordá que no se conocen del todo y no hay casi compromisos entre ustedes, y quizás en algunos días o semanas se irá para su ciudad y no tendrás la certeza de volverla a ver.

¿Qué es lo bueno y malo de los amores de verano?

Las ventajas de tener un amor en verano es que este romance te permite  comenzar una relación donde ambos quieren vivir intensamente el momento, y a la vez compartir muchas emociones para guardar los mejores recuerdos de las vacaciones.

  • Tienen más tiempo para conocerse y compartir juntos: los días de descanso, le ayudarán a verse sin afanes o excusas. Así podrán crear recuerdos inolvidables y hacer miles de actividades.

  •  Tus vacaciones serán mejores que nunca: Las mariposas en el estómago, sentirte querida y con una súper compañía, hará que disfrutes estos días de descanso como nunca. Además, tendrás planes todos los días y será muy divertido.

  • Todo será más natural y espontáneo: olvidarse del estrés que les genera el colegio, la oficina o el día a día, les permitirá ser ustedes mismos y conocerse como realmente son, sin factores externos que alteren su actitud.

Una desventaja es que, casi siempre este amor tiene tiempo de caducidad, y aunque a veces puede durar unas semanas más de lo que pensabas, no deja de ser un amor fugaz.  Conocé otras desventajas que podrían suceder:

  • Que uno solo quiera compañía para las vacaciones y el otro termine súper enamorado. Por eso, es súper importante que, desde el principio, quede claro qué es lo que cada uno está buscando, para que no haya corazones rotos.

  • Acostumbrarse  a un tipo de relación que no podrá ser igual, una vez empiecen de nuevo con sus actividades diarias, es probable que no puedan verse todos los días o hablar a cualquier hora. Recordá que solo fue un amor de verano.

  • Si esa persona es de otra ciudad.... ¡todo se complica! Mantener una relación a distancia no es tan sencillo como parece y se necesita de muchísima madurez para poder sobre llevarla de la manera adecuada.

Cómo sobrevivir a un amor de verano

Saber si una persona se acerca a vos con ganas de ser solo un amor de verano es súper complicado ya que es imposible adivinar si las cosas van a seguir funcionando cuando vuelvas a tu rutina. De cualquier forma, lo más importante es que estés preparada para dejarlo ir y que en ningún momento te quite la tranquilidad. Seguí estos tips y vivilo.

Disfrutá el momento, la clave está en disfrutar el presente. No dejes de tener un amor de verano por miedo a perderlo; será una experiencia bonita pero puede que no dure toda la vida.

No le preguntes por noviazgos del pasado, evita saber sus horarios ni investigues todo sobre su vida. Si lo hacés, tendrás un millón de razones para estar pensando todo el tiempo en esa persona, y cualquier cosa te la recordará.

Tené presente que la relación es muy flexible y se van a ver cuando los dos quieran y puedan, sin presiones y sin esperar mucho a cambio, tan solo para disfrutar de su compañía y pasar un buen momento.

Lo mejor es no hacer planes a futuro ni esperar un gran compromiso por parte de la relación con tu pareja en verano, a menos que durante el tiempo que compartan se den cuenta de que quieren continuar juntos y formalizar su romance.

Entonces ¿te animás a tener un amor de verano? Ya sabiendo todos los pro y contras, solo vos podés decidir cómo vivir estas vacaciones.

Dejanos tus comentarios

Comprar productos en Nosotras Online Argentina