vivir en pareja

¿Vivir con tu pareja? Lo que debes saber antes de dar el siguiente paso

Volver a

¿Estás cansada de siempre tener que viajar algunas horas para estar con la persona que amas? ¿Pierdes cosas constantemente porque la mitad de tus posesiones están en la casa de tu pareja? Entonces probablemente pensaste en mudarte con tu amor en algún momento.

Aunque tu pareja y tú estén enamorados y sientan que deben llevar su relación al siguiente nivel, hay algunas cosas que deben tener en cuenta antes de dar el siguiente paso. Muchos jóvenes que no han estado en esta situación, tienden a subestimar lo que realmente significa convivir con alguien y estar tan cerca de esta persona todo el tiempo. Por eso, es importante ser muy consciente del paso que estás dando, y considerar estas 5 cosas, para asegurarte de que estás tomando la decisión correcta:

  1. ¡Discutir los asuntos financieros con tu pareja! Cuando viven separados, sus finanzas son asunto personal, seguramente muy de vez en cuando hablan sobre cuánto se gasta cada uno o cuáles son sus deudas, pero en el momento en que pasan a vivir juntos, es importante que no haya secretos entre ustedes en lo que se refiere a la situación financiera de cada uno. Por eso, trata de sentarte con tu pareja y hagan una lista de todo lo esencial que deben pagar; piensen en la factura de la electricidad, los artículos del hogar, la comida, el aseo, y todas las obligaciones que conlleva tener un apartamento o una casa. Después de eso, pueden dividir los costos. No tiene que ser un 50/50, siempre y cuando ambos se sientan cómodos con las decisiones que tomen juntos. Otra opción es abrir una cuenta bancaria compartida que sólo se usará para las necesidades del hogar, y si han ahorrado algo de dinero a fin de mes, ¡hagan algo divertido juntos! Ya sea salir a comer, al cine, pedir un domicilio o lo que prefieran.

  2. ¡Distribuir los deberes y las tareas domésticas! En tu vida diaria, cuando no vives con tu pareja, es muy común que antes de que llegue a visitarte, limpies tu cuarto, laves tu propia ropa interior, organices tu closet e incluso, en ocasiones, ayudes con el aseo del hogar. Sin embargo, cuando viven juntos, ambos pueden llegar a tener confrontaciones pues tener que limpiar ropa o recoger la basura del otro, puede llegar a ser un poco incómodo e irritante. Por eso, nuestro mayor consejo es que juntos lleguen a un acuerdo claro sobre este tema, y tal vez hacer un horario de limpieza, en el que se turnen las tareas, para que así estén equilibradas las cargas y ambos ¡vivan tranquilos y felices! También pueden hablar sobre lo que prefieren hacer en la casa. Si uno de ustedes es un buen cocinero, por ejemplo, ¡los dos podrían beneficiarse de esa habilidad!

  3. ¡Discutir sobre cuánto aprecias tu privacidad! Además de obtener un montón de cosas hermosas, existen algunas que es posible que tengas que sacrificar, como por ejemplo tu privacidad. Aunque se sientan muy cómodos el uno con el otro, puede ser agradable tener un poco de tiempo a solas de vez en cuando. Esta es también una de las cosas de las que necesitan hablar. Sé honesta con tu pareja, cuando quieras pasar un tiempo a solas, ¡dícelo!, esto es algo natural. De esa manera evitarás discusiones e irritaciones innecesarias.

  4. ¡Tener más paciencia el uno con el otro! Todas las parejas tienen peleas, eso es normal, pero debes tener en cuenta que cuando pasen más tiempo juntos bajo un mismo techo, es inevitable que haya más discusiones, y ese es el momento en el que entra ¡la paciencia! Si las confrontaciones aumentan, no te preocupes, ¡esto es perfectamente natural! Solo deben asegurarse de ser pacientes, abiertos y honestos el uno con el otro. Cuando algo te molesta, ¡dile a tu pareja de inmediato!, y de manera educada. De esta forma ambos pueden trabajar para mejorar la forma en que se adaptan el uno al otro.

  5. ¡Descubrir alguna característica inesperada de tu pareja! Cuando tu pareja y tú viven separados, siempre tienen un lugar donde volver para estar solos, por supuesto, esto significa que hay cosas sobre ti que tu pareja aún no conoce, y cosas de esa persona que tú aún no has descubierto. Todo esto cambia cuando empiezas a compartir un hogar. ¡No tengas miedo de abrirte completamente! Tu pareja tendrá que hacer lo mismo. Esta es una de las cosas que puede parecer más aterradora, pero al mismo tiempo, una de las más hermosas de vivir juntos. Aprenderás aún más sobre la persona con la que elegiste vivir, y de alguna manera llegarás a conocerla de nuevo. Con todas sus cualidades y defectos.

Si te preparas para tener estos cambios, estarás lista para abrirte a otra etapa linda de tu vida. De esta forma lograrás sacar el máximo provecho de esta experiencia al lado de esa persona especial, y juntos crearán momentos inolvidables para el resto de la vida.

Dejanos tus comentarios