Volver a

Dicen que los mitos de abuela son ciertos, y si los dicen por algo será. Mi abuela no era la excepción, tenía muchos mitos sobre la menstruación. No te bañes el pelo, no comas cosas saladas, no te depiles la zona V porque te hace perder la visión, no barras, no corras, no vayas al colegio, no estés de pie tanto tiempo etc, etc...

Pero había uno muy curioso y que siempre me daba mucha intriga y como dicen por ahí... la curiosidad mató al gato pues sí, yo fui una gatita muy curiosa y lo hice. Siempre escuchaba a mi abuela que le decía a mis primas mayores que si querían que la menstruación se les fuera, debían sentarse debajo de un palo de limón cuando el sol estuviera muy caliente, y lo hicieran así por tres días consecutivos ya que eso era muy efectivo, ella decía que eso lo hacían en sus épocas, cuando las mujeres estaban próximas a casarse, utilizaban esa táctica para que su periodo se fuera.

Un día muy normal, de esos que tenía mi menstruación, me senté en una hamaca muy tranquilamente pensando en qué hacer; y como dicen por ahí que cuando uno no tiene la mente ocupada hace tonterías, pues las hice. Yo vi el palo de limón atrás en el patio de mi casa, era medio día, donde el sol estaba plenamente caliente de esos de 40 grados que solo hace en la costa ¡¡y dije, aquí fue¡¡

Día 1, día 2 y día 3 fui muy juiciosa hasta que llegó mi día 4 y dije - Nada que se me va, mi abuela si es cuentera; yo ni corta ni perezosa voy y le digo - oye abuela tu si eres cuentera, ese cuento del palo de limón tuyo, ni que nada, lo hice así por 3 días y lo que me pegue fue una quemada y mi periodo no se fue, ¿y saben con qué me salió?

Niña eso solo funciona para las que ya tienen marido, y yo -¿quéeeeeee? puro cuento tuyo y de todas las abuelas.

Fin

Dejanos tus comentarios

Comprar productos en Nosotras Online Argentina