Volver a

Chicas, primero empecemos con esta pregunta, ¿para ustedes qué significa perder la virginidad? A lo largo de nuestra vida, cada vez que vamos creciendo y entendemos más el tema de la sexualidad, nos han hecho creer que perder la virginidad es cuando lo hacemos por primera vez y se nos rompe lo que se llama “himen”. Pero en realidad, detrás de todo esto existen muchos mitos y conceptos que deberíamos aprender, antes de hablar sobre perder la virginidad.

Así es chicas, hacerlo por primera vez va más allá que un acto físico, ¿se imaginan perderla con el chico que tantas maripositas les causa y las hace sentir seguras de sí mismas? Es acá donde entregamos nuestro cuerpo y alma a esa persona que nos hace sentir confiadas y respetadas.

Deben saber que la edad que tengan, a nadie le va a importar si eres virgen o no, y por eso este es uno de los mitos que más debemos soltar, ¿de verdad creen que son la última persona en la faz de la tierra que es virgen? ¡Para nada! Aunque se hable de sexo en su círculo social, no se afanen y disfruten de esta experiencia con la persona que las merezca.

Si volvemos a hablar del himen, ¿saben qué es? ¿Cierto que se habían imaginado algo que les sellaba la vagina? Aquí está uno de los principales mitos, y si no sabían, el himen es una membrana delgada que está situada a la entrada de la vagina, al romperse puede hacer que sangremos o no, pero no está necesariamente relacionado con la pérdida de la virginidad, por medio del coito.

La primera vez que vamos a tener relaciones sexuales nos hacemos muchas preguntas, y una de ellas es si nos va a doler. Antes de que se asusten, la primera vez es diferente para cada persona, pero una de las partes más importantes siempre va a ser la previa, es decir, que no todo es penetración sino que tu cuerpo necesita calentarse con besos y caricias, para que tu vagina se logre lubricar y no sientas dolor o irritación a la hora de hacerlo.

Y ahora que perdiste la virginidad qué sigue, ¿has escuchado que si tenemos mucho sexo el tamaño de nuestra vagina puede cambiar? ¡Claro que nooo! No se dejen llenar la cabeza de tantas telarañas chicas, la realidad es que nuestra vagina puede adaptarse al tamaño del pene, ampliarse y retraerse. El tamaño puede variar por otros factores, como el tamaño de la pelvis que puede hacer que sea más larga, o si tenemos alguna malformación congénita, puede dificultar la penetración.

Lo que no pueden dejar de hacer al “perder la virginidad”, es visitar a su ginecóloga, seguramente ella tendrá todas las respuestas a sus preguntas, y será más fácil para ustedes entender todo este proceso, además es muy importante que cuando vayan a tener relaciones sexuales por primera vez o en cualquier momento, usen preservativo para evitar un embarazo o una Enfermedad de Transmisión Sexual.

Es hora de que dejemos todos esos mitos a un lado y cambiemos el concepto de perder la virginidad. Cada una es dueña de decidir cómo vivir esta experiencia, pero recuerden siempre disfrutar su sexualidad con responsabilidad y asegurarse de usar anticonceptivos y condones para prevenir un embarazo y una enfermedad de transmisión sexual.

Dejanos tus comentarios